PIOJILLO O ÁCARO DE LAS AVES » Características y peligros

El piojillo de las aves, también conocido como ácaro de las aves, piojillo de las palomas o ácaro rojo de las gallinas, es un tipo de arácnido parasitario perteneciente a la familia Dermanyssus. El cual, se caracteriza por producir enfermedades en las aves en las que habita y de las que obtiene los alimentos que necesita.

Características del piojillo de las aves

Características del piojillo de las aves

El piojillo de las aves es semejante a otras especies de ácaros, tal y como el ácaro rojo o araña roja; sin embargo, presenta características diferentes, como su estilo de alimentación, comportamiento y alimentación.

Aspecto físico

Al igual que otros tipos de ácaros, el piojillo de las aves es casi imperceptible para la vista humana, ya que suele medir entre 0,7 y 1 mm de longitud. Aunado a esto, antes de alimentarse presenta una coloración blanquecina traslúcida.

Sin embargo, una vez que consume las primeras porciones de sangre, su cuerpo toma un color marrón o pardo rojizo, semejante a otras especies de estos arácnidos. Por otro lado, posee 4 pares de patas y un aparato masticador que le permite perforar la piel de los animales.

Alimentación

Al ser una especie hematófaga, este ácaro se alimenta de la sangre de las aves que parasita. Para ello, perfora la piel hasta llegar a los conductos sanguíneos. Cabe destacar, que este arácnido también puede alimentarse de otros animales, tales como, caballos, perros, gatos, entre otros.

Hábitat

En cuanto al hábitat del piojillo de las aves, este puede encontrarse en muchas regiones del mundo, especialmente en las zonas cálidas donde se ubican los graneros, nidos y granjas de aves. Asimismo, es preciso destacar que, este diminuto animal puede habitar tanto en aves domésticas, como en las de granja o silvestres.

Reproducción del piojillo de las aves

Reproducción del piojillo de las aves

Las hembras de este ácaro, depositan sus huevos en los nidos de las aves; de tal forma, que estos tengan las condiciones ideales para poder eclosionar. Una vez ocurre la eclosión, surgen las larvas que al pasar a su primera fase de ninfas, deben adherirse a una ave para poder alimentarse.

Por su parte, las ninfas experimentan varias mudas hasta transformarse en adultos; cabe destacar, que este proceso se lleva a cabo en 2 semanas aproximadamente y para ello, es necesario que los ácaros se encuentren en temperaturas superiores a los 9° C.

Transcurrido este tiempo, los adultos tienen la capacidad de reproducirse y comenzar un nuevo ciclo de vida. Además, es en esta etapa cuando el piojillo de las aves puede migrar a otros animales, atacando así a los mamíferos principalmente.

Peligros del piojillo de las aves

Plagas del piojillo de las aves

Como se mencionó anteriormente, esta especie de ácaro afecta la salud de las aves (y también de otros animales), por lo que se considera una molesta y peligrosa plaga. En este sentido, las consecuencias de su estadía en el cuerpo de estos animales son diversas, incluyendo la propagación de enfermedades.

Síntomas

En primer lugar, el piojillo de las aves causa graves síntomas en sus víctimas; siendo la comezón el signo más común, este se refleja en el estrés de las aves, el aumento de agresividad y las constantes agresiones entre ellas.

Ciertamente, todo esto ocasiona una disminución en la producción de huevos, especialmente de las gallinas ponedoras; además, la calidad de los huevos también se ve afectada, evidenciando una cáscara más delgada y manchas de sangre en el interior.

Además, es importante saber que al alimentarse de la sangre de las aves, este parásito puede generar anemia; por lo tanto, las aves se encontrarán débiles, con mayor propensión a contraer enfermedades y en ocasiones, puede generar la muerte.

Enfermedades

Este tipo de ácaro no sólo provoca algunos síntomas en las aves, sino que también tiene la capacidad de propagar gérmenes, bacterias y virus responsables de la transmisión de enfermedades e infecciones. En este sentido, los virus y bacterias más comunes son:

  • Salmonella (responsable de la salmonelosis).
  • Pasteurella multocida (ocasiona el cólera y otras afecciones del tracto digestivo y respiratorio).
  • Encefalitis.
  • Viruela de las aves.

Es preciso mencionar, que estos agentes patógenos no sólo afectan a las aves en las que se encuentran los ácaros, sino que también pueden infectar a otros animales cercanos; así como también, a los seres humanos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…